Los que usted ve en la fotografía son Texas Rangers del viejo oeste, nacieron como institución en 1823, y la más importante de sus responsabilidades en esa época era lidiar con los robos bancarios.

Un relato muy conocido pero que no pude verificar históricamente es el de Pepe Rodríguez, se dice de él que era uno de los ladrones de banco más notorios de ese tiempo, como también que era un hombre muy inteligente quien cruzaba la frontera de México a Texas, robaba un banco y regresaba a México donde los Rangers de Texas ya no tenían jurisdicción.

Después de ser burlados muchas veces, los Rangers se frustraron al punto que les importó poco meterse en problemas internacionales y lo persiguieron hasta México, donde lo vieron entrar a un bar, todos los Rangers desde afuera con las armas desenfundadas le gritaban a Pepe en inglés:

“Dinos dónde está el dinero y si no nos lo dices, abrimos fuego”, pero había un problema, Pepe no hablaba inglés y no les entendía lo que le gritaban, por lo que le pidió al cantinero que le tradujera.

Así que el cantinero le explicó a Pepe quiénes eran y que querían, Pepe se puso pálido y tembloroso del miedo, y procedió a decirles exactamente dónde estaba el dinero:

“Diles que lo escondí en el pozo, que cuenten 17 piedras desde el agarradero y detrás de él habrá un hueco donde está todo el botín”.

El cantinero miró a los Rangers y les dijo “Pepe es un hombre valiente, dice que ustedes son unos cerdos y que no tiene miedo de morir”

Lo mataron y no supieron dónde estaba el dinero.

La moraleja es que nosotros confiamos en lo que la gente nos dice y no lo cuestionamos, especialmente cuando a asuntos espirituales se refiere, hablo diariamente con muchas personas que tienen la idea equivocada de Dios y de cómo lograr una relación con Él.

Les invito a que no se queden con lo que les dice el traductor, independientemente de quien diga ser o saber, y que verifiquen nos dicen las escrituras.

El conocimiento inexacto de Dios tiene consecuencias eternas. Lee tu biblia, es literalmente un asunto de vida o muerte.

Romanos 10:9, dice: “Que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.”

Categorías: Artículos

Rafael Valter

Pastor principal de la Iglesia Bautista Ágape en Stone Mountain, Georgia. Segundo Vicepresidente de la Convención Bautista de Georgia. Misionero y Plantador de la North American Mission Board. Con una Licenciatura en Teología y una Maestría en Teologia, ambas de Southeastern Baptist Theological Seminary. Estudiando un Doctorado en Educación y Liderazgo en la Universidad Interamericana de Puerto Rico. Casado con Aura Jicela, padre de 4 hijos.